Blog de Alain D. Geiser

Bienvenidos a la Umbra.

Aquí os contaré la historia de algunos hombres, o personas que una vez lo fueron. También os contaré historias de mundos cercanos y otros muy lejanos a la Tierra.

Gracias por el 2014

Escrito por AlainDGeiser 28-12-2014 en Reflexiones. Comentarios (0)

Yo no voy a hacer un video sobre mi año. Ni voy a explayarme más de lo necesario en este pequeño resumen. La razón de que no lo haga es simple, el año se compone de cuatro estaciones, y en cuatro párrafos acabará mi resumen.

Mi Invierno, el comienzo del año fue genial, había conocido a una persona maravillosa el diciembre pasado, mis amigos seguían conmigo, estaba algo nervioso por los exámenes de mi carrera pues no sabía como serían al haberme cambiado de universidad. No obstante estaba feliz.

La Primavera fue como siempre, tranquila, la sangre un poco alterada y los ojos rojos por la alergia. Tuve algún que otro problemilla que se pudo solucionar. Nada serio ni importante pero no me arrepiento de nada ni de nadie, todo lo contrario, me alegro de esos tres meses.

El Verano… El Verano empezó con un Cólico Nefrítico, supuestamente provocado por la alergia el día de un examen de la carrera. Por suerte pude ir otro día a realizarlo. Seguidamente conocí a más gente en verano, rehice amistades que tenía por perdidas y me volví a poner malo a las dos semanas de San Juan. También tuve problemas, esta vez la sangre bastante más alterada que en primavera, esta vez estuve a punto de tirar la toalla, de volverme la clase de hombre que no quiero ser. Pero gracias a los que nunca me abandonan, a los que cuidan de mi pude volver a mi sendero, El Camino del Guerrero, y no el del Demonio.

El Otoño ha sido la última etapa del año, nos hemos llevado algún que otro chasco, decepciones, pero también alegrías, yo he descubierto algunas cosas sobre mi mismo, he visto que puedo llegar a hacer que personas que antes no leían nada al menos presten atención a algunas historias, las palabras que escribo les gustan, y eso para mi es un orgullo, porque significa que tengo algo que hacer, más allá de terminar mi carrera, pues mi sueño no ha cambiado, ahora tiene uno hermanado.

Ese ha sido mi resumen, como dije cuatro párrafos. Siempre cumplo lo que prometo, incluso vigilar a almas descarriadas, aunque sea desde las sombras.
Como he dicho antes, mi sueño no ha cambiado, quiero ser juez, traer la verdadera Justicia a este mundo, pero para ello quedan algunos años, mientras tanto he decidido hacer realidad otro sueño, uno igual de grande, quizás incluso más.

Quiero escribir una gran historia, una tan grande que englobe un mundo. Un mundo del que quiero que forméis parte. Y como siempre, para escribir esa historia, primero tendré que vivir la mía propia, así que gracias por este año, a los que están, han estado o seguirán estando.

Sabéis que soy mal hablado, que me enfado, que tengo un corazón negro como el alquitrán y que no siempre se puede hablar conmigo pues tiendo a querer llevar siempre la razón. Aun con todas esas pegas, sabéis también que os aprecio, que acabaría con quien fuera que intentara hacer daño a cualquiera de mis amigos o familiares.

La Familia no se elige, es la que te toca, pero no la cambiaría por ninguna otra pues es maravillosa.
Los Amigos, son la familia que escoges, y estoy seguro de que no podría tener amigos mejores
Me siento orgulloso de pertenecer a estas dos familias.
Gracias por el 2014, por el futuro 2015 y por los siguientes años.


Viajeros.

Escrito por AlainDGeiser 18-12-2014 en Poesía libre. Comentarios (0)

Y aunque vivas lejos de mi.

Aunque el mundo se hiele,

aunque el mundo se queme,

aunque se agriete y no se pueda viajar. 


Aunque todo eso ocurra yo no puedo olvidar.

Que tú estás allí, al otra lado del velo.

Que solo una grieta, el fuego o el hielo nos separan.

Que solo separa la distancia nuestras almas gemelas.


Y ese camino será cruzado, por uno u otro de algún modo.

Y es que aunque estés lejos de mi, aunque todo un mundo nos separe.

No dudaré, no dejaré en el empeño de volverte a ver, de volverte a tener.

Te buscaré, en este mundo y en todos los demás, en esta vida y en las siguientes. 


Porque tu alma y la mía,

Porque tu corazón y el mío,

Viajan a la par, latiendo al mismo ritmo.


Y entonces, cuando estemos los dos juntos.

Podremos viajar de lado a lado, aunque eso si...

No podré prometerte no retenerte a mi lado.