Blog de Alain D. Geiser

La Luna será el faro que ilumine mi camino.

Fría brisa que se levanta cada anochecer

Junto a ella camino solitario al ocaso.

En mi mente arden recuerdos,

Memorias, cenizas del pasado quemado.


No son más que cenizas que nublan mi mente,

Provocando una ventisca de nieve gris y helada.

Pero nunca me veréis lagrimas derramar en esa ventisca.

El pasado no tiene poder en mi.


En esa ventisca gris, no me abrí a nadie.

Ni siquiera a mi propia persona,

pues si algo aprendí de mi pasado

es a no fiarme ni de mi mismo.


Y es que a veces quien crees es tu enemigo resulta ser tu amigo.

Y quien era tu amigo, no es otro que tu mayor enemigo.

Pero por desgracia, si ni en mi sombra puedo confiar ¿qué me queda?

Tan solo esperar…


Y es que es tan difícil,

Poder abrirse sin dudar, no por timidez, si no por miedo al dolor.

Porque duele el mostrarse y no ser bien recibido,

Duele el encontrarte solo entre la espada y el olvido.


Pero sin remordimientos ésta vez atacaré,

Mostraré mis colmillos y mis garras al olvido.

Porque no tengo nada que perder..

Y tengo una Luna que ganar.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: