Blog de Alain D. Geiser

Castillo de Cristal.

Allende los mares y las tierras un castillo dominaba un lugar,

No era una castillo normal, en su construcción había algo peculiar.

Pese a que sus guardias armas de acero y armaduras de metal portaban,

Sus muros altos como secuoyas, de cristal levantados estaban.


En ese castillo no habitaban humanos, ni especie viva conocida.

Ni tan siquiera estaba habitado por seres fantásticos como hadas o elfos.

El Castillo de Cristal ocupaba su lugar en la colina del Pensamiento,

Y sus habitantes eran Ideas, Elucubraciones de mentes frágiles como el cristal.


La colina del Pensamiento se encontraba en la llanura de la Mente,

Que a su vez estaba rodeada por las cordilleras de Manía y Demencia,

El lago de Cordura rodeaba la colina del Pensamiento donde el castillo permanecía

Y desde el lago una bruma de Curiosidad nublaba a las Ideas con el alba.


Pero las Ideas vivían ignorantes de un peligro terrible que vivía en las cordilleras.

Pues entre las montañas, en el pico de Paranoia, las Pesadillas anidaban a oscuras.

Y es que la Cordura tiene un precio, que es la soledad y el aislamiento.

Pero cuando las Pesadillas arraigan en un lugar, lo toman y pervierten.


Y así fue como sucedió; que las Pesadillas se adueñaron del Reino de la Razón.

Que la llanura de la Mente pasó a ser un yermo de Vacío.

Que el lago de Cordura se secó, y el desierto de Locura apareció.

Y fue así como la bruma de Curiosidad en nube de Indiferencia se tornó.


Y el Reino de la Razón poco a poco a oscuras se quedó.

Y el Reino de la Razón en el Reino de Irreflexión se convirtió.

Y esto es porque las Pesadillas reinan ahora en el Castillo de Cristal.

Y los cristales del Castillo ahora son opacos y no dejan ver su interior.


Mente nublada.

Razón perdida.

Locura predominante.

Irreflexión oscura.


Y sin más, en el Castillo de Cristal, la Luz jamás volvió sus salones a ocupar pues ya no era su más su hogar.

Pues las Pesadillas a las Ideas habían expulsado, y con ellas su Luz, la Razón, había abandonado esas tierras. 


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: